Darle bienestar a la gente, el objetivo principal del negocio de Gabriel

Fue en 2017 cuando Juan Gabriel conoció el lactoserum suizo Lebasi. Como muchos empresarios, se dio cuenta de la existencia de este alimento 100% natural y lleno de nutrientes debido a una enfermedad: su padre enfrentaba una neumonía y los médicos no le daban muchas esperanzas.

“Yo nunca había escuchado del lactoserum suizo, había escuchado de las proteínas de la leche y de otras cosas, nada más. Un amigo de Monterrey me platicó sobre él y me lo recomendó para mi papá. Como no había otra opción, pues decidimos probarlo.”

La sorpresa fue que, contra todos los malos pronósticos, su padre comenzó a fortalecerse gracias al consumo de este producto y pudo salir adelante de la enfermedad. Viendo los buenos resultados obtenidos, Gabriel investigó más sobre Lebasi y descubrió que podía registrarse para venderlo y hacer su propio negocio.

Él cuenta que durante casi toda su vida se dedicó a la venta de suplementos alimenticios (ahora solo está con Lebasi y desarrollando un proyecto propio), y que cuando conoció el lactoserum suizo, decidió dedicarse a su distribución por el excelente producto que es: 100% natural y con los nutrientes necesarios para fortalecer todos los sistemas del organismo. “Es un alimento completo. Tú tienes en un solo bote todos los suplementos alimenticios que otra empresa te pueda ofrecer. La gente siempre me pregunta que si no necesita nada más para sentirse mejor y yo siempre les digo que no”.

Otra de las razones por las cuales inició su propio negocio con Lebasi fue porque las ganancias son buenas y éstas son obtenidas directamente por los distribuidores, sin que medien en ese proceso líderes de distribución. “He estado en algunas compañías de venta directa y en casi todas, sino es que en todas, el interés del negocio es siempre tirado al liderazgo, nunca se fijan en el distribuidor, en el que hace el trabajo pesado, siempre los líderes son los que se llevan los cheques grandes, los que son reconocidos. Lo que me gustó de Lebasi es que tiene un plan de mercado, un plan de ganancias que se enfoca más al distribuidor. Reparte las ganancias entre la gente que de verdad se dedica al negocio”.

Pero Gabriel dice que más allá de ganar dinero, la principal razón por la que se unió a Lebasi y que se ha convertido en el objetivo de su negocio es el de dar bienestar al mayor número de personas que pueda a través de este producto saludable y noble, que de verdad cambia la vida de quienes lo consumen.

Como la mayoría de los empresarios, menciona que su nicho de mercado son personas a quienes ya les han diagnosticado alguna enfermedad y que están buscando algo para mejorar su calidad de vida. Por eso, cuando él conoce a alguien que tiene algún padecimiento, no duda en recomendarle el consumo de lactoserum suizo, y para convencer a esos clientes potenciales, comenta que se sirve casi siempre de los testimonios de quienes ya consumen el producto, pues eso es lo que realmente hace que las personas tengan un poco más de confianza.

“Esto que hago es una labor noble, porque la mayor satisfacción que tienes sucede cuando las personas te agradecen el que les hayas recomendado un producto que los ayudó a mejorar, que les cambió la vida”.

Y ante esta preocupación por la salud de la gente y el compromiso de Gabriel de llevar bienestar por medio de Lebasi, no es raro saber que uno de los elementos más importantes para él dentro de su negocio es la atención, sobre todo, aquélla brindada como parte del seguimiento al cliente.

“Para mí es muy importante el seguimiento, porque con eso logras clientes constantes y permanentes, los cuales te recomiendan con sus familiares y amigos, te pasan los contactos y así ganas nuevos clientes.

Siempre hay que estar al pendiente de si necesitan más producto, información sobre lo que están comprando o simplemente llamarles para saber cómo están y cómo se están sintiendo. Yo no paso mucho tiempo buscando clientes nuevos, porque sé que por medio del seguimiento de quienes ya tienen tiempo comprando, puedo ganar más.

Hay que hacer que la gente sienta que no sólo vendemos por vender; deben saber que estamos preocupados por su bienestar, no por su dinero; que estamos aquí porque nos interesa que vivan con salud”.

Y ¿por qué recomendaría hacer negocio con Lebasi?

“Tendrán ganancias extraordinarias, que les permitirán tener una vida más holgada económicamente y hasta podrán ahorrar.

Si eres una persona que tiene un empleo, puedes dedicarle dos horas de tu tiempo y generar un dinero extra, con lo que podrías mejorar los ingresos de tu familia y hasta tener la posibilidad de dejar de ser empleado y dedicarte al desarrollo de tu propio negocio.

Tienes una oportunidad de hacer tu empresa: sin patrón, sin tiempo definido, sin horarios, sin pagar renta, sin pagar servicios… y todo para llevar un súper producto a la gente que lo necesita y obtener la mayor ganancia: cambiarle la vida a las personas, que es lo que en realidad vale la pena”.

Si quieres ser una empresaria Lebasi como Gabriel, ponte en contacto:

  • Teléfono / 449 922 22 22
  • WhatsApp / 449 1110325 y 449 9222222
  • Página web / lebasi.com.mx
  • Correo / ventasweb@lebasigroup.com