Las mejores cartas de Maricarmen para crecer su negocio

Maricarmen ya suma 20 años distribuyendo lactoserum suizo Lebasi y dice sentirse feliz de trabajar con un producto y una empresa como ésta. Para ella, “no hay mejor producto ni mejor alimento para elevar el sistema inmune”, por eso recomienda consumirlo, y más todavía debido a la contingencia sanitaria que se está viviendo.

Los inicios de esta empresaria se distinguen por haber conformado su red con personas a las que vio con mucho potencial y por establecer una estrategia de ventas marcada por la publicidad.

Maricarmen nos comparte un poco sobre su experiencia.

¿Cómo conociste el lactoserum suizo Lebasi?

“Por una recomendación. Yo hubiera sido de las primeras personas en haber entrado a Lebasi, pero cuando me compartieron la información por primera vez, me la dieron en copias. Yo vi que era un producto suizo, excelente para la salud; pero como toda la información estaba en copias, no me llamó la atención.

Después de unos meses, me surgió una necesidad, porque me detectaron cáncer y yo no tenía un seguro médico, así que empecé a tomarlo. Me motivé por una amiga que dejó el tabaco en menos de una semana gracias a Lebasi, así que fui a una plática para saber para qué más servía el producto… Cuando escuché todo, decidí inscribirme.

Lo tomaba en grandes cantidades, pues para mí era muy necesario tener una mejor calidad de vida: eran de 8 a 10 cucharadas, tres veces al día. Además del cáncer en la matriz que me habían detectado, tenía desgaste de cartílago y andaba ya con bastón. Luego de un tiempo empecé a notar que ya comenzaba a caminar mejor, tenía mejor movilidad en mi rodilla; y al año, me atreví a hacerme estudios de laboratorio para ver mi problema en la matriz.

En el primer laboratorio me dijeron que no tenía nada, y como pensé que no servía, a la semana me hice otro examen y fui con otro médico… me dijo que no tenía nada. Otro vez me hice los exámenes y consulté a un tercer médico, uno con mucha experiencia, y me dijo: ‘Su matriz está perfecta y no tiene ningún problema’. Yo le insistí porque ya me habían detectado en el hospital el cáncer y él me dijo otra vez que no tenía nada.

Fue por lo que me quedé en Lebasi y estoy comprometida para siempre con ellos”.

¿Cómo fueron los inicios de su negocio?

“Yo había estado en varias empresas de venta directa de nutrientes. Antes de Lebasi, estaba en una empresa de herbolaria china y tenía un grupo de amigas que ya contaba con una buena cartera de clientes. Cuando yo comencé con Lebasi, yo ya había visto y seleccionado gente que tenía potencial de desarrollar el negocio, así que, invité a estas amigas y les hablé de los beneficios: vendes un solo producto que funciona, te dan el 100% de comisión, además de bonos e incentivos. Me las fui llevando poco a poco y el crecimiento para mí fue muy rápido, pronto empecé a ganar bonos de liderazgo y también mis líderes de red.

Mi primer buena práctica para desarrollar mi red fue invitar a gente que ya tenía éxito en otros negocios, amigas mías que ya contaban con una buena cartera de clientes”.

¿Cuáles han sido otras buenas prácticas o estrategias que ha aplicado?

“Yo sabía que esto tenía que expanderse y darse a conocer en otros lados, así que me acerqué a la publicidad. Por iniciativa propia, busqué anunciarlo por televisión y muchas personas me vieron. Luego, fueron revistas y entrevistas que se pasaban por las televisoras del Bajío. Yo también hice giras y ya había gente que quería saber sobre el producto.

Con permiso del corporativo, yo puse en un coche calcomanías de la empresa y la gente ya lo conocía, el coche vestido de Lebasi”.

Aparte de una buena salud, ¿cuáles han sido otros beneficios que ha obtenido con su negocio Lebasi?

“Si yo no hubiera llegado a Lebasi, no hubiera tenido la oportunidad de conocer otros países: gracias a la empresa, tuve la oportunidad de conocer Suiza, de ir a la planta de producción. Con mis propias ganancias, fui a Europa.

También tuve la oportunidad de viajar por toda la República y compartir con muchísima gente este producto, tanto con consumidores como con distribuidores; por ejemplo, apoyé para abrir Tijuana y Mexicali.

Tengo 20 años trabajando con Lebasi y lo digo con mucho gusto porque fue conocer a mucha gente, disfrutar con esa gente y dar ese mensaje de que Lebasi es la única empresa en la que uno puede lograr sus sueños y hacer cosas que en ningún lado podría hacer.”

Yo pude apoyar a mi hija para que ella sacara una carrera, algo que en ningún otro lado lo podría haber hecho”.

¿Por qué recomendaría hacer negocio con Lebasi?

“Es un negocio que no necesita de mucha inversión, no tienes superiores, crece a la rapidez que uno quiere. Es un negocio que tiene un solo producto que es excelente y de calidad, viene de Suiza y todo el mundo lo puede tomar. Es un negocio que se puede desarrollar en muy poco tiempo y la inversión es una sola vez porque va creciendo”.

Si te interesa ser un empresarios Lebasi como Maricarmen, ponte en contacto:

  • Teléfono / 449 922 22 22
  • WhatsApp / 449 1110325 y 449 9222222
  • Página web / lebasi.com.mx
  • Correo / ventasweb@lebasigroup.com