¿Quién es Etienne Chenel?

Etienne Chenel es un empresario de origen suizo, que ha impulsado la creación de diversas empresas, entre las cuales está Lebasi.

Etienne nacío el 28 de julio de 1965 en Lausanne, Suiza. Crece en una familia rica y muy diversa en cuanto a lo cultural: sus orígenes son franceses, españoles e italianos. Su padre, Esteban, nació en Tánger, una ciudad internacional en el continente africano, de padres de origen italiano y español. Su madre, Isabel, nació en Madrid y creció en Paris durante la Segunda Guerra Mundial. Esto provocó que en él se desarrollara una pasión especial por conocer diferentes culturas y mentalidades; bajo esa motivación es que habla y escribe en cinco idiomas (francés, italiano, alemán, español e inglés) y que ha viajado a más de 52 países en los cinco continentes.

Aunque nació en Lausanne, realizó toda su formación escolar en Valais, un bello estado en el corazón de los Alpes suizos, debido a que su familia se mudó a dicho lugar. Sus estudios superiores comprenden una carrera en Economía Internacional y una maestría en Recursos Humanos.

Como parte de su formación, Etienne se desenvolvió durante su niñez y adolescencia en distintas disciplinas deportivas, en las que alcanzó grandes logros obteniendo medallas en judo, atletismo y tiro al blanco con pistola y rifle. Dentro de sus mayores logros deportivos, están varios campeonatos nacionales e internacionales de judo.

Su formación

Etienne comenzó a trabajar desde muy temprana edad. Con tan solo 14 años, se dedicó a diversas actividades como lavacoches, ayudante en gasolineras y en supermercados, entre otras ocupaciones. A sus 16 años y con sus estudios de secundaria terminados, empezó a trabajar en una oficina al mismo tiempo que continuaba su formación escolar.

Tras finalizar su educación superior, se trasladó a Lausanne donde se integró al área comercial de la empresa más grande en informática de aquel entonces NCR. Unos cuantos años más tarde lo contrataron en ADIA, la segunda empresa más grande de Suiza, donde su trayectoria fue muy productiva y exitosa.

Un hecho clave dentro de su vida profesional fue que, además de la labor que desempeñaba dentro de una empresa e incluso cuando aún cursaba su formación escolar, siempre permaneció activo como distribuidor independiente en empresas internacionales de multinivel. Esta actividad la alternó en todo momento, pues se dio cuenta de que los beneficios económicos que obtenía por recomendar productos de alta calidad a sus familiares, amigos y conocidos le generaban un excelente ingreso que le permitía fortalecer constantemente su economía personal.

Esa actividad como distribuidor independiente hizo que con el tiempo surgiera en él la firme idea de crear en algún momento una empresa propia que vendiera productos de calidad, los cuales se comercializaran por el método del multinivel, ya que para él era la mejor manera de generar ingresos siendo dueño de lo más valioso que tiene una persona: su tiempo.

De profesionista a empresario

Cuando aún trabajaba en Suiza, por recomendación de una amiga, conoció el famoso lactoserum suizo (alimento elaborado a base del suero de queso), y decidió comenzar a consumirlo, hecho que definitivamente cambió el curso de su vida pues Etienne sufría de problemas estomacales, constantes dolores de cabeza y un fuerte estrés derivado de las responsabilidades en su empleo, padecimientos que olvidó desde que empezó a tomar el lactoserum.

Al descubrir por sí mismo los beneficios del suero suizo y darse cuenta de que su uso estaba limitado a unas cuantas ciudades europeas, decidió que era el producto perfecto para formar su empresa multinivel, así que inició una investigación para conocer todo lo relacionado con el lactoserum: capacidades de producción, requerimientos de exportación, desarrollo de marca y demás elementos relacionados con la comercialización.

Con 31 años de edad, su carrera como empresario arrancó. Renunció a su trabajo como directivo de una importante empresa suiza y se instaló en San Diego, California, para iniciar la comercialización del lactoserum en Estados Unidos, como socio y vicepresidente de Gesund (North America) Inc.; sin embargo, los socios se oponen a trabajar con un sistema de multinivel como él lo proponía, por lo que dos años más tarde se separó de la sociedad y viajó a México para instalar su propia empresa.

¿Por qué México?

Un hecho relevante dentro de los planes de Etienne por formar su empresa es el recuerdo que le dejó un viaje que hizo en 1988 a México pues se dio cuenta de la extraordinaria riqueza natural y cultural de este país, enamorándose entonces de esa tierra y de su gente. Así que, al no tener el éxito esperado en Estados Unidos, pero con la convicción de tener un excelente producto y revivir el recuerdo de su viaje por México, se enfocó en estudiar la posibilidad de implementar su idea en tierras mexicanas.

Es en 1998, viajó a la Ciudad de México con tan solo 40 cajas de lactoserum (no disponía del suficiente capital, ya que gastó todos sus ahorros en EUA y llegó a México con tan solo 40,000 pesos) y diseñó un sistema de multinivel para comercializarlo, el cual generara a los distribuidores una gran utilidad por la venta directa y brindara importantes ganancias por formar una red de distribución.

Él mismo inició la venta de su producto en las plazas de la Ciudad de México y se asombró de ver miles de personas saliendo, por ejemplo, del metro. No le quedó duda de que instalándose ahí vendería a fuerza algunos botes… en unos días vendió 300 botes en total.

Tras ver esta buena respuesta, contactó a algunos interesados en la distribución del lactoserum, dando comienzo por fin la aventura de Lebasi. Al poco tiempo de iniciar la actividad de promoción, Etienne logró vender las 40 cajas que había importado y con ello, se le vino encima un gran problema, pues la red de distribuidores que formó se propagaba rápidamente y era imposible hacer que llegara a tiempo el siguiente pedido de Suiza. Varios de sus distribuidores desistieron por la falta del producto, pero los afiliados que creyeron en él, finalmente recibieron el lactoseum y aún continúan con la labor de venta.

Fue realmente complicado el inicio de la compañía, ya que el capital que acumulaba no era suficiente para responder al crecimiento natural que tenía la red de distribución; pero gracias a una planificación muy meticulosa que se logró el éxito. Etienne nunca imaginó lo que provocaría con el negocio de Lebasi pues la red creció sin parar, por lo que contrató a sus primeros colaboradores dando inicio a la primera estructura operacional de la empresa. Por supuesto, esta no ha parado de crecer.

Un año y medio después de trabajar en la Ciudad de México, el empresario se dio cuenta de que el estrés que vivía para poder responder al crecimiento era demasiado, ya que la complicada vida de esa ciudad dificultaba las actividades de planeación y extenuaba su mente, razón por la que comienza la búsqueda de una ciudad alterna para trasladar su centro operativo.

En una visita que realizó a algunos de sus amigos en la ciudad de Aguascalientes, descubrió la tranquilidad con la que vivían los habitantes de dicha ciudad e inmediatamente se dio a la tarea de cambiar su centro de trabajo a esta capital e instaló el Corporativo Nacional. Fue donde finalmente Etienne se estableció y robusteció su infraestructura generando mucho más empleos al abrir varias sucursales de Lebasi en diversas ciudades de México como lo son Guadalajara, Monterrey y Ciudad de México; además de que contrató a diversos especialistas en materias administrativas y comerciales que le permitieron estabilizar su negocio y abrirse a la posibilidad de desarrollar otras empresas.

Actualmente, Etienne Chenel se encuentra desarrollando diversos proyectos de negocio, explorando el mercado de varios países en el continente americano como son Canadá, Estados Unidos y Argentina, donde ha constituido sociedades para la comercialización del lactoserum suizo, teniendo excelentes resultados pues cuenta ya con miles de personas que consumen y recomiendan el tradicional alimento suizo en los países mencionados. Su objetivo a mediano plazo es lograr una expansión en varios países de América Latina para posteriormente ir a la exploración y desarrollo de otros continentes.

Siempre yendo por más…

Con Lebasi más fuerte que nunca, Etienne comenzó a abrir su panorama en el mundo de los negocios para incursionar en distintos giros.

La visión global y la determinación de ofrecer únicamente productos de alta calidad es lo que mantiene a Etienne activo y concentrado en integrar los recursos financieros, legales, operativos y todo lo necesario para concretar su obra. Entre los proyectos que ha desarrollado están:

CINTERPACK. Empresa dedicada a la importación de Asia y comercialización de productos de PVC en México. Esta empresa provee de empaques a la industria textil mexicana y otros sectores productivos que requerían de un producto de calidad y de mejor costo.

SATELWEB. Sociedad mercantil cuyo objetivo fue brindar un canal de comunicación a todos los sectores que demandaran un sistema de transmisión con alta calidad en voz y datos. Satelweb es hoy una empresa que atiende a muy importantes sectores para el movimiento económico del país como lo son el sector petrolero, naval, minero, construcción, por mencionar algunos.

Swiss Group EC. Empresa que se dedica a desarrollar oportunidades de negocio con un soporte financiero, administrativo, legal y comercial que pocos tienen y que apuntalan el éxito de cualquier proyecto.

Lebasi Sensuel. Programa de regeneración celular para el cuidado de la piel, creado con base en una exhaustiva investigación para incluir los ingredientes activos de la más alta calidad, con el mejor precio del mercado.

YAO-FEN. Línea de tés y tisanas importados de oriente que son seleccionados cuidadosamente y madurados o preparados de forma artesanal, cuidando mucho la preservación de la pureza, frescura y máxima calidad de la Camellia Sinensis, así como los productos florales que se ofrecen a los más exigentes gustos de los diversos consumidores.