Usos de Lebasi para la piel y el cabello: la experiencia de Patricia

La idea de utilizar Lebasi por vía tópica (es decir, aplicarlo directamente en la piel o el cuero cabelludo) nació para Patricia -representante de la sucursal de Lebasi en Aguascalientes- gracias a lectura de un libro acerca de la historia del lactoserum.

Ella cuenta que “leí que en Europa lo utilizaban como el típico remedio de la abuela y ellos lo usaban por vía tópica para infecciones en la piel, quemaduras, lesiones. Lo aplicaban en la piel y se dieron cuenta que ayudaba a la piel a sanar más rápido”.

Tras haber leído sobre esto, decidió comenzar a aplicárselo como mascarilla en el rostro y al ver los excelentes resultados, empezó a promocionar las bondades que el producto tiene al ser colocado directamente en la piel.

Lebasi tiene 3 funciones: desintoxica, nutre y regenera. En la piel, regenera las células y yo lo empiezo a promover como regenerador celular al aplicarlo como mascarilla. Preparamos varias recetas de mascarillas que llevaran Lebasi y otros ingredientes que proporcionarán beneficios a la piel. Por ejemplo, hicimos mascarillas para piel grasa, mixta, seca, para humectar, exfoliar, rejuvenecer, para el acné. Y así lo comenzamos a recomendar también entre los empresarios y ellos, entre sus clientes”.

Patricia asegura que el efecto de Lebasi aplicado por vía tópica es inmediato, no se necesitan de días para ver los cambios en la piel. Sin embargo, dice que, a largo plazo, los beneficios se multiplican, mantienen y son mucho más notorios.

“En mi caso, yo tuve muchos problemas en la piel, porque era grasosa y reseca, me salía mucho acné aunque ya era una persona más grande; pero desde que me apliqué Lebasi comencé a notar cambios.

Un compañero del trabajo me dice: ‘Te quiero enseñar una foto que te tomé cuando recién llegaste aquí y quiero que la veas’. Le pregunté por qué. Y él me contesta: ‘Porque te veías más grande en ese tiempo que ahora. ¿Qué estás haciendo para verte más joven?’. Yo le digo: ‘No dejo de tomarme y ponerme Lebasi”.

Otras aplicaciones por vía tópica: pie diabético y cabello

Patricia menciona que Lebasi no sólo sirve de forma cosmética o de belleza, lo cual está orientado principalmente a la aplicación de mascarillas en el rostro, sino que también puede utilizarse en problemas de salud o lesiones específicas, como es el pie diabético y quemaduras. Sobre esto, asegura que cuentan con varios testimonios de personas que pusieron Lebasi directamente en la herida del pie diabético y les ayudó a sanar.

“Uno de los testimonios que más recuerdo es el de un empresario de León. Él era militar y desarrolló diabetes, ya le habían cortado un pie y el otro estaba a punto de perderlo. Un líder de esa ciudad se lo recomendó para que se lo tomara y lo aplicara directamente en la llaga; y el decidió probarlo porque pues ya no tenía nada que perder.

Le empezó a supurar la llaga y se le regeneró la piel. Al final, no le cortaron el pie y también comenzó a recomendar Lebasi usando su propio testimonio”.

Otro de los problemas en los que este producto ayuda es en la alopecia o caída del cabello. Patricia cuenta que “hubo un tiempo en el que a mí se me cayó muchísimo el cabello y yo dije: si ya me pongo Lebasi en la piel, me lo pondré en el cabello a ver si funciona. Yo me lo empecé a poner a la hora que me bañaba: en el cuero cabelludo me daba masaje con Lebasi y lo dejaba actuar por unos 5 minutos, luego me lo enjuagaba. Se me dejó de caer el cabello y me empezó a salir de ese cabello chiquito, que ya con el tiempo crece”.

Yo no sugiero que se le ponga al shampoo, porque si tú lo diluyes en cualquier líquido, Lebasi se descompone después de determinadas horas y tiene un olor desagradable; mejor aplíquenlo directamente”.

Para Patricia, los beneficios del lactoserum suizo Lebasi son muy amplios, pero ella destaca los siguientes:

“No solamente te ayuda a tu salud y a la parte física, estética, sino también te ayuda en la parte económica, porque el plan de negocios es excelente; aparte de eso, amplía tu círculo social y esto es algo que impacta mucho, principalmente, a las personas mayores, que muchas veces se sientes deprimidas. Conoces a más personas y convives con ellas”.