3 generaciones de mujeres emprendedoras dedicadas a recomendar salud

En busca de algo que le ayudara a su hija Victoria a fortalecer su sistema inmunológico, fue como Ruth se encontró con el lactoserum suizo Lebasi. Al ver que era un producto completamente natural, suizo (lo que garantizaba su calidad), avalado por la FDA y que, entre sus múltiples beneficios, tenía el de aumentar las defensas del organismo, no dudó en llamar para comprarlo.

“Llamé y pregunté. Yo lo que hice fue darme de alta en la empresa inmediatamente, nunca lo compré a precio de público, sino al precio que le dan los distribuidores. Compré al mayoreo para dárselo a mi hija y a toda mi familia; se lo compartí a mis papás que ya eran personas mayores”.

A su padre (q. e. p. d.), el producto le ayudó mucho, pues “tenía las venas taponeadas y le dijeron que debía operarse, él se negó. Lebasi no curó a mi papá, pero hizo que por 15 años tuviera una buena calidad de vida y también le ayudó a sus huesos, pues nunca se encorvó”, cuenta Ruth.

Al ver, por su propia experiencia, que el alimento realmente beneficiaba a la salud y que las personas se interesaban por “lo que tomaron para verse bien”, el negocio comenzó a darse. A Ruth, se le unió su mamá, quien con su testimonio y el de su marido, comenzó a recomendar el lactoserum suizo.

Los padres de Ruth

Dieciséis años después de ese comienzo, a ellas se ha unido un integrante de la tercera generación de su familia: Victoria, la hija de Ruth, quien fue el principal motivo por el que Lebasi llegó a su vida.

“Victoria tiene 21 años y vende también. Como ella lo toma desde niña lo conoce muy bien y da a conocer todos los beneficios. De hecho, desde niña lo empezó a recomendar y ahora ya está haciendo su propio negocio y está creciendo su red”.

¿Por qué apostar por Lebasi?

Además de su mamá y su hija, otros integrantes de su familia hacen negocio con Lebasi (algunos de sus hermanos), y como viven en distintas partes de la República, este “negocio familiar” está presente en varias ciudades de México. La empresaria dice que la principal ventaja de que dentro de tu red haya familiares es el apoyo y la confianza, pues si hay algo que se te complica, ellos te pueden echar la mano, y viceversa.

Yo recomiendo a las personas que se unan a Lebasi porque es un negocio muy fácil de desarrollar, debido a que vendes un prodcuto de calidad y a buen precio; además de que te deja una buena utilidad. Pocas oportunidades de negocio te ofrecen esto”.

En su caso, Ruth tenía como fuente de ingresos extra a Lebasi, ya que cuenta también con un negocio de regalos, y dice que esto le permitía ahorrar y lograr algunas otras metas, como ir de vacaciones. Sin embargo, con la pandemia, Lebasi pasó a ser su principal fuente de ingresos y un respaldo para que no se quedara sin dinero.

“Con la cuarenta, uno de los negocios más perjudicados fue el de los regalos, así que mis ventas en eso bajaron; ahorita, me dedicó principalmente a Lebasi, porque es algo que está buscando la gente y que compra”.

Ruth y su hija Victoria

“Cliente que viene a mi negocio, cliente que le comento del producto y le doy volantes. Yo les digo: ¿No quieres contagiarte? Toma Lebasi, te va a reforzar el sistema inmune. Es muy fácil venderlo y es también como una contribución que haces para que mejore la situación actual por la pandemia”.

Además de esto, Ruth comenta que el desarrollo de su negocio Lebasi la hace sentirse como líder, ya que cumple con los objetivos que ella se pone y le es reconocida su labor. Pero más allá de eso, está la satisfacción de que verdaderamente aportas al mejoramiento de la salud de las personas.

Negocios exitosos, estrategias exitosas

Ruth comparte las estrategias que mejor le han funcionado para promover y recomendar Lebasi, así como para sumar personas a su red. Muchas de estas buenas prácticas, ya están siendo replicadas por su hija Victoria.

  • Colocación de lonas en puntos estratégicos de la ciudad (calles y espacios con mucho tránsito), las cuales dan a conocer que Lebasi fortalece las defensas, pues ahora es lo que muchas personas están buscando por el coronavirus.
  • Uso de volantes informativos para que la gente conozca los beneficios. “Pero no sólo es darle el volante y ya, también hay que decirles que visiten la página y el Facebook de Lebasi, para que vean los buenos comentarios de la gente”.
  • Envío de información por WhatsApp. “Si la personas me da sus datos, yo le mandó ya información de lo que le interesa o necesita: diabetes, hipertensión, etc.”.
  • Uso de testimonios, principalmente los de su familia.
  • Tener siempre producto disponible y a la mano. Esto lo agradecen los consumidores y también ayuda mucho a su red: si alguno de los empresarios de su red necesita producto urgente, ella se los proporciona y luego, se lo reponen.
  • Cuando se busca que alguien se una a la distribución, hablarle sobre los beneficios de inscribirse, como el obtener el producto por un mejor precio.
  • Patrocinar a los interesados. Si no pueden comprar la caja completa para iniciar, yo los apoyo con la mitad del costo.
  • Compartir sus estrategias con su red, porque esto es un ganar-ganar.
  • Dar algún regalo a sus inscritos para incentivarlos. “Esto se me facilita gracias a que tengo mi otro negocio”.
  • Buscar nuevos mercados, como el de vender Lebasi a empresas, una oportunidad que recién comenzó.

“Le vendo a una recicladora. Todo surgió por medio de mi negocio de regalos, que también eran mis clientes.como una forma de que sus empleados rindan más y se enfermen menos, y también como una manera de que los empleados vean que la empresa se preocupa por ellos. Ya me compraron producto y están teninedo buenos resultados”.

Si quieres ser una empresaria Lebasi como Ruth, ponte en contacto:

  • Teléfono / 449 922 22 22
  • WhatsApp / 449 1110325 y 449 9222222
  • Página web / lebasi.com.mx
  • Correo / ventasweb@lebasigroup.com