El negocio que Leticia desarrolla desde casa

La historia de Leticia con Lebasi inició cuando un doctor le recomendó a su esposo que lo consumiera. Al ver los beneficios que obtuvo, Lety quiso que toda su familia lo tomara, pero el producto les salía muy caro, así que decidió inscribirse a la red de distribución para poder adquirirlo a un mejor precio…

Ya han pasado 18 años desde ese día, y ella continúa recomendando el lactoserum suizo, que describe como un producto único, el cual verdaderamente suma a la salud de las personas.

Hemos visto personas que les va muy bien en el negocio, pero también en la salud. Hay personas que sinceramente te dan las gracias por el producto, a mí nadie me ha comentado que le haya hecho mal. Tiene una muy buena aceptación y da buenos resultados.

Y esos resultados se notan hasta en lo físico: te sientes con más energía, todos tus sistemas trabajan mejor y la piel se rejuvenece. Por eso, toda mi familia lo toma, hasta mis nietos.”

Un negocio flexible, con buenas ganancias y que brinda salud

Pero la satisfacción de Lety con Lebasi no sólo se debe al buen estado de salud que ha propiciado en ella y su familia, sino también a que le ha permitido desarrollar un negocio que le genera buenas ganancias, la hace sentirse plena y la deja estar al pendiente de su familia.

“Ves la transformación en todo. Aparte de que Lebasi nos ha hecho mucho bien en la salud, también nos ha ayudado económicamente. Hubo un tiempo en que vivíamos exclusivamente de Lebasi y también nos ha permitido lograr ciertas metas, por ejemplo, compramos un coche del año y hasta hicimos un viaje a Suiza, en el que pudimos conocer cómo se produce el lactoserum suizo”.

Lo mejor, comenta, es que tienes plena libertad para desarrollarlo como prefieras, así que tú puedes establecer tus metas, horarios y las estrategias que seguirás.

“No tienes que ir a una oficina con un horario establecido. Tú organizas tu agenda de tal manera que te dé los resultados que quieras. Eres tu propio jefe, no tienes a alguien al lado que te diga qué hacer. La gente gana según su esfuerzo y el compromiso que tiene. Además, tenemos una empresa que nos respalda, que nos ayuda en caso de que algo se nos atore”.

En su caso, Lety cuenta que trabaja desde su casa, utilizando primordialmente el teléfono, WhatsApp y las redes sociales, algo que en tiempos de coronavirus es vital y que ella ve como una ventaja del negocio: no hay que salir para obtener ganancias, lo cual la mantiene segura a ella y a su familia.

“Trabajo en mi casa y me dedicó 4 horas de lleno a esto. Hago llamadas y un día o dos a la semana me dedico a entregar. Yo uso mucho el teléfono, WhatsApp y redes sociales; y aunque haga contacto por medio de un mensaje (por redes sociales), siempre hablo por teléfono con las personas, porque creo que ayuda a entablar un trato más directo y a platicar con las personas sobre el producto.”

“A pesar de la limitante de que ya no puedes andar afuera de tu casa recomendando, este negocio sigue funcionando”.

Y aunque dice que es sencillo recomendar el lactoserum suizo Lebasi, porque la gente ve por sí misma que el producto funciona (a ella la ven y le pregunta que toma y cuando la gente empieza a consumirlo se da cuenta de los resultados), comenta que también las personas que quieran desarrollar su negocio deben tener un orden, un compromiso, porque se requiere de esfuerzo para que el negocio crezca. Y más allá de ganancias, es también necesario ver que al recomendar Lebasi se ayuda a la gente.

Las mayores ganancias vienen cuando desarrollas la red, aunque con la venta de los botes tampoco te va mal, porque ganas como 200 pesos por cada uno. Pero con la red, las ganancias se multiplican. Yo lo que hago para hacerla crecer es, primero, que el cliente se cautive con el producto, que lo valore y luego, los ingreso a la red. Esto es un negocio redondo porque ellos ganan (salud y dinero) y tú también. Por supuesto, hay que darles seguimiento, enseñarles a tus distribuidores tus mejores prácticas”.

Pero más allá de lo económico, ella dice que hacer negocio con Lebasi la ha hecho sentirse más plena y segura de sí misma, porque se ha dedicado a una actividad que le gusta y que le ha permitido lograr objetivos que se ha planteado.

A mí me gusta vender Lebasi porque eres libre y puedes poner tu estrategia de venta, la que más te convenga. Esta forma de vender (la remota) va a impulsar a muchas personas que deben estar en casa y no pueden abrir su negocio. Lo mejor es que aquí tu nivel de estudios no determina cuánto ganas, y el sistema de pago es sencillo.

Quisiera que la gente viera esta oportunidad de salud y económica, y más en este tiempo, en el que la situación económica empeora y la salud de todos está en riesgo”.

Si quieres ser una empresaria Lebasi como Lety, ponte en contacto:

  • Teléfono / 449 922 22 22
  • WhatsApp / 449 1110325 y 449 9222222
  • Página web / lebasi.com.mx
  • Correo / ventasweb@lebasigroup.com