La estrategia de Beatriz que ha hecho crecer su negocio

Beatriz es ya una empresaria con experiencia… sus 19 años distribuyendo el lactoserum suizo Lebasi la respaldan. Como empresaria y mujer, pareciera que nada la ha detenido para sentirse plena con el desarrollo de su negocio Lebasi: a sus 65 años, utiliza las redes sociales para recomendar este alimento saludable y darle seguimiento a sus clientes; además de que ha logrado mantener un equilibrio entre su vida profesional y personal, algo con lo que dice estar sumamente satisfecha.

Sin embargo, Beatriz cuenta que no siempre fue así. Antes de conocer Lebasi, ella no se encontraba en la mejor de las situaciones: “Ya tenía 4 años que había tenido un bebé, me sentía muy incómoda conmigo misma, me sentía gorda. Así que, empecé a pedirle a Dios que me ayudará a encontrar algo que me permitiera estar mejor. Bajar de peso y limpiar mi organismo porque me sentía muy intoxicada. Ni tres meses habían pasado cuando Lebasi apareció en mi vida, lo mejor fue que lo iba a tomar gratis por darlo a conocer y también iba a ganar dinero”.

Ella fue de las primeras personas en Cancún, donde vive ya desde hace 40 años, que decidieron apostar por hacer su negocio con este alimento. Al comprobar que este producto es natural, que sus 41 nutrientes realmente optimizan el funcionamiento del organismo y que ayuda a las personas a mejorar su calidad de vida, Beatriz estableció como uno de sus objetivos de vida el compartirlo con el mayor número de gente.

“Yo me considero una mayorista porque es lo que siempre he recomendado, que compren de tres a cuatro cajas para que toda la familia se beneficie y siempre haya Lebasi en la casa para vivir sano, energetizado y libre de contagios. Además, cuando lo compras al mayoreo lo puedes tomar gratis, el chiste es que vendas, y si lo haces, ya recuperaste más de tu inversión inicial y todavía te queda para que lo sigas tomando gratis.

Siempre ofrezco las cuatro latas para desintoxicación profunda en adultos y les digo que consideren en un mediano plazo que Lebasi hay que tomarlo siempre como una plataforma nutricional para toda la familia.

Así que, es mejor aprovechar entre tres o cuatro personas la compra de 24 latas, que es la caja de mayoreo, porque baja mucho el precio. A mí me ha redundado en que les ofrezco de inmediato que consideren asociarse para que puedan recomendar el producto y tener ganancias.  Por supuesto, si tú sólo quieres una sola lata, yo también te la vendo; pero mi objetivo siempre ha sido vender al mayoreo”.

El negocio crece hasta donde tú quieras

Y ésa es una de las ventajas que Lebasi tiene como negocio pues, así como Beatriz, cada empresario se plantea sus objetivos, su forma de trabajo y las estrategias que aplicará para desarrollar su negocio.

Además de haberse puesto como objetivo la venta al mayoreo, Beatriz también ha establecido que su estrategia de ventas debe estar alineada a lo digital: para ella, las redes sociales se han vuelto una herramienta de ventas esencial, aunque también sabe que hay estar atento a otras formas de recomendar Lebasi y dar seguimiento a los clientes.

Por eso, está al pendiente de atender a los interesados vía telefónica y hasta planea hacer algunas playeras para hacer una mayor promoción del producto. Y es que ella no desdeña ninguna estrategia: si te funciona, entonces no la sueltes; sin embargo, tampoco te quedes inmóvil y trata de probar con lo más nuevo.

“Cuando empecé a vivir aquí en Cancún, aquí no había otra cosa más que comunicarse por la computadora, estaba muy inhóspito. Mi esposo me dijo que me iba a retirar mi máquina de escribir porque ya era tiempo de enrolarme en el internet; venían cambios drásticos, y era te aclimatas o te aclimatas.

Estoy en constante contacto con mi gente, todos los días recibo WhatsApp de las personas; todos los días hay alguna idea, de eso se trata ser empresaria, de tú estar creando, viendo lo que mejor te funciona, pero también todo compartírselo a mi gente. Pongo en mi Facebook información sobre el producto y mi contacto, así me han hablado de todo México, EUA, Argentina y Perú. El Facebook es a nivel planeta y gracias a Dios no me he puesto topes de nada: a todo el mundo que quiera se le recomienda y por mi propia vía hay ganancia.

Y es que creo que nada debe de darte miedo, el miedo es tu tope, ahorita con tanta información puedes aprender. Eso sí, cualquier persona puede hacer su negocio como mejor lo vea, pero el que no anuncia no vende: pon anuncios, reparte volantes, pon información en tus redes sociales, lo que más te convenga”.

Otro de los logros de Beatriz con su negocio Lebasi ha sido el tener un equilibrio entre su vida profesional y personal. Considera que ser su propia jefa y poder establecer sus métodos de trabajo, le ha ayudado a no descuidar el ser madre y esposa.

“Me siento muy satisfecha de estar siendo esposa y madre a la vez que hago mi negocio en mi casa. Me da risa que puedo andar en pijama hasta tarde y sin problemas llevo mi negocio. Es como la cerecita del pastel”.

Por supuesto, también dice estar muy satisfecha en cuanto a lo económico, pues las ganancias que se obtienen de la venta directa y la conformación de la red de distribución son muy buenas. Lo mejor de ello es que la inversión que se hace en Lebasi es mínima, ya que a diferencia de otros negocios, no se necesita de mucho para desarrollarte.

“Es muy redituable porque a 4 generaciones te da pagos residuales y es muy generoso en el sentido de que es 500 pesos por tus hijos (yo les digo hijos porque así me siento con las personas de mi red, yo soy su mamá). Entre 5 socios que hagas en 6 meses vas a empezar a ganar 500 pesos por cada caja que ellos compren mensualmente. Así que, tú eres tu propio límite: si te dicen que inscribas a 5 personas y te vas por más, estarás ganando 500 pesos por ellos; es un aumento de dinero que tú misma te estás dando.Y por la parte de la venta directa también tienes excelentes ganancias.

Puedes vender sin salir de casa, sin salir a exponer tu vida y lo puedes hacer desde tu celular, ya no necesitas de una oficina y no tienes que pagar teléfono, alfombra y toda la cosa. Yo trabajo desde mi computadora o mi coche, porque ahora todo mundo, y más con lo de la pandemia, se ha puesto a trabajar desde su casa”.

Ante estos beneficios, Beatriz no vacila al recomendar a las mujeres que apuesten por hacer negocio con Lebasi: si buscan una mejor salud, desarrollo profesional, equilibrio entre vida profesional y personal, así como la obtención de buenas ganancias.

“No es algo que empecé hace poquito, son 19 años, yo lo recomiendo: puedes estar en tu casa, no tienes que andar en tacones, puedes andar en pijama atendiendo clientes desde tu computadora o celular, estás con tu familia y haces las labores del hogar. Tienes chance de sentirte plena, sentirte profesional; tengo mi carrera y todo, pero eso es independiente. Lebasi puede cumplir las expectativas de cualquier persona que se quiera sentir profesionista, empresaria”.

“Lebasi es un producto único y un único producto para toda la familia”, cierra la empresaria.

Si quieres ser una empresaria Lebasi como Beatriz, ponte en contacto:

  • WhatsApp / 998 135 1268
  • Página web / lebasi.com.mx
  • Correo / ventasweb@lebasigroup.com

#lebasiatodomexico #lebasiusa